Luego de encender las alarmas por la presunta desaparición del comandante del Grupo de Operaciones Especiales (Goes) de la Policía Nacional en Sucre, subteniente Hernán Darío Chica Franco, se supo en las últimas horas que el uniformado andaba era “de vacaciones”. 

Anuncios

Desde el pasado viernes los familiares del comandante del Grupo de Operaciones Especiales (Goes) de la Policía Nacional en Sucre, subteniente Hernán Darío Chica Franco, reportaron la desaparición del uniformado. Sin embargo, en las últimas horas, el uniformado, del cual se esperaba su llegada desde el pasado 23 de julio, reportó que su celular estaba descargado y no pudo contactarse con sus padres. 

Chica Franco viajó a las 11:30 de la mañana del viernes desde Montería hacia el aeropuerto de Rionegro (Antioquia) y a las 12:40 del mediodía tomó un bus con destino al aeropuerto del Norte de Medellín. 

A las 5:00 de la tarde se comunicó con una patrullera que labora en el Departamento de Policía Sucre y que es su compañera sentimental y le manifestó que había muchos trancones y que por ello aún estaba en el bus. Ese fue el último y único reporte que su familia tenía hasta ayer cuando se supo que estaba era “de perdida”. 

De inmediato se desplegó una búsqueda del uniformado, por parte de la Policía en Sucre, en cabeza del coronel Ricardo Sánchez Silvestre. 

El hecho causó tal preocupación que el comandante de la Policía en Sucre, coronel Ricardo Sánchez Silvestre, informó que las autoridades del departamento de Antioquia estaban adelantando la búsqueda del subteniente.  

El hecho también prendió las alarmas por los hechos de violencia contra un agente que se vivieron al interior de la institución policial en el departamento. 

El patrullero Gabriel Eduardo Lengua Serpa fue asesinado a comienzos de mayo en el corregimiento Albania, jurisdicción del municipio de Betulia, Sucre, mientras estaba en servicio. El coronel Juan Carlos Ramírez Chávez indicó que Lengua Serpa estaba con unos compañeros realizando labores de patrullaje en ese municipio. 

“Lamentablemente fue atacado por hombres que portaban armas de fuego en un hecho que deja además a otra persona muerta”, dijo el oficial.  

La tarde de este domingo se supo que el uniformado no había podido comunicarse con su familia y que solo estaba “tomándose unas vacaciones” y que no había podido comunicarse con sus familiares porque tenía el celular descargado. 

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.