Publicidad

La Procuraduría General de la Nación, luego de investigar a César Fabián Villalba, alcalde de Girardot (Cundinamarca), lo destituyó e inhabilitó por 11 años. La razón es que encontró irregularidades en un contrato.

El ente disciplinario dice que el funcionario no siguió el debido proceso a la hora de hacer convenios de asociación, al firmar un contrato con una fundación que “no cumplía con el lleno de requisitos exigidos por la normatividad vigente”.

En esa línea, se descubrió que cuando se adjudicó el convenio, la empresa no contaba con el personal calificado para realizar las actividades que se describían en el documento, que tenía como objeto: “Aunar esfuerzos técnicos, administrativos, operativos y financieros, para la concentración, socialización, preparación, formulación, ajustes y adopción del plan de desarrollo”. El contrato fue por $126 millones.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.