Carlos Prasca, rector de la universidad del Atlántico

Por: Camilo Vargas Rodríguez, Egresado Uniatlántico.

¿Cómo explicar que un rector de Cambio Radical asuma hoy una postura de “defensa” de la U pública?

Recapitulemos.

Carlos Prasca ha sido una pieza de la politiquería local, desde sus inicios en Soledad como rector del colegio Dolores María Ucrós mostró su desapego a la ley.

Fue sancionado por la Procuraduría General de la Nación por estar en Comisión por 12 años y pretender ser pensionado como rector de esa institución mientras ejercía como rector en el ITSA, las comisiones tienen límites establecidos por la ley, Prasca lo sabía pero nunca le importó. De ahí su desavenencia con Lourdes González, quien en ese momento se desempeñaba como Secretaria de Educación de Soledad y le dio trámite a la sanción por dicha irregularidad.

Es un secreto a voces que Prasca obtuvo una condecoración en el Congreso de la República por un parapolítico de Soledad de apellido Cervantes (http://radiored.rcnradio.com/noticias/judicial/condenado-por-parapolitica-el-congresista-jaime-cervantes/).

El ex gobernador Segebre lo nombró Secretario de Educación Departamental en dónde también hizo de las suyas, al desconocer las homologaciones que la anterior administración departamental hiciera a unos trabajadores, las cuales borró de un plumazo y que hoy lo tienen en el ojo del huracán de las ías.

Desde dicha secretaría catapultó su llegada a la rectoría de Uniatlántico, al elegir con presiones y dádivas a su alfil Leyton Barrios dentro del Consejo Superior de Uniatlántico (https://luciotorres.co/2017/05/charescandalo-char-compraria-voto-de-leyton-para-elegir-a-prasca-rector-de-uniatlantico/), desplazando en ese momento a Danilo Hernández quien asumió la representación de egresados para que Prasca se posesionara como secretario de educación departamental.

Sobre las presiones hay denuncias y videos que delatan la actuación impúdica de Prasca, a quien se le ve literalmente arriando a funcionarios y profesores vinculados al departamento, a votar en ese entonces por Leyton Barrios.

Leyton Barrios, que merece un capítulo aparte en toda esta historia, fue quien presentó la hoja de vida de Prasca al Consejo Superior para postularlo como candidato a Rector.

Leyton Barrios, amigo y ficha de Arturo Char, abanderó la candidatura de Prasca hasta que llegó César Lorduy como representante del Comité Intergremial en el Consejo Superior.

En este lapso, a Prasca se le conoció por sus posturas públicas y abiertas de respaldo a la Reforma a la Ley 30 que el Gobierno Santos quiso imponer para privatizar la educación superior, pero que los estudiantes universitarios liderados por la MANE lograron tumbar.

Cesar Lorduy, fue el quinto y decisivo voto con el que se eligió a Carlos Prasca como rector de Uniatlántico.

Cesar Lorduy fue la fórmula de Arturo Char a la Cámara de Representantes por el Atlántico, obteniendo una alta votación que hoy está en duda por cuenta de las explosivas declaraciones de Aida Merlano por la compra de votos de la Casa Char.

De esa forma le pagaron los Char a Lorduy el haberles entregado la rectoría de la Universidad del Atlántico.

Desde entonces las cuotas burocráticas y de las gruesas contrataciones de la institución se han feriado entre Armando Benedetti y Martha Villalba, quienes les pusieron los votos de Ministerio y Presidencia, y del Gobernador Verano quien también votó por Prasca.

Ha sido la politiquería más ramplona la que ha reinado desde entonces, acompañada de la contratación de un ejército de mercenarios dispuestos a agredir a estudiantes inconformes con X o Y situación dentro de la Universidad, cómo quedó demostrado con la agresión que sufrieron los estudiantes de la facultad de Bellas Artes que pacíficamente exigían soluciones a la precaria situación de infraestructura que padecen, su respuesta fue: enviar a sus mercenarios a golpear con palos y cuchillos a los inermes artistas.

Con el triunfo de Duque se le vio sonriente y dichoso, al festejar públicamente el retorno del uribismo al poder.

No contaba Prasca con que Ana Sofía Meza estaba moviéndose tras bambalinas para recuperar la rectoría de Uniatlántico, razón por la cual ni en Ministerio ni en Presidencia recibió buenas noticias sobre su continuidad en el cargo, la respuesta fue tajante: la rectoría de Uniatlántico es para el Centro Democrático.

De esta forma, Prasca se queda con 3 votos de 5 necesarios para seguir en el cargo.
Egresados, Leyton Barrios; Directivas Académicas, Danilo Hernández y Gobernador, Eduardo Verano.

Se aproximan 2 elecciones, estudiantiles y ex rectores.

Para ganar la de estudiantes, Prasca necesita mostrarse como un demócrata, como una persona abierta al diálogo y la concertación, como un un hombre universitario, es decir, como algo que claramente no es.

Por eso ha salido a tomarse fotos con la bancada alternativa en el Congreso de la República, a querer liderar la marcha de hoy, para posicionar su imagen dentro de los estudiantes y vender a su candidata al Consejo Superior, Paola Eljaik, una liberal de Ernesto Aguilar, amiga de la casa Char, con quien pretenden asegurar el 4 voto.

Lo mismo quieren hacer con los Ex Rectores, ya que han buscado casa a casa a cada uno de los ex rectores, pero hasta el momento la respuesta de la mayoría acompañan la candidatura del representante actual Antonio Vallejo, no cesará Prasca en su intención de comprar las consciencias de los ex rectores para asegurar el 5 y decisivo voto.

No se dejen engañar apreciados lectores, Prasca es el representante de la depredación del presupuesto, de la politiquería, de la antidemocracia, de la corrupción, la intolerancia política y la indecencia, características propias de quien no debe liderar un centro universitario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.