En la noche del jueves, cuando salía de la sede de la Alcaldía de Yopal, fue detenido por agentes del CTI René Leonardo Puentes, alcalde de la capital de Casanares. Puentes habría participado en la celebración de contratos con varias irregularidades, por lo que la Fiscalía le imputará los delios de celebración indebida de contratos, prevaricato por acción y tráfico de influencias en servidor público.

Puentes, quien fue elegido como alcalde en elecciones atípicas de noviembre de 2017, firmó varios convenios interadministrativos, en los que se habrían presentado las irregularidades. Entre ellos, se incluiría varias contrataciones directas, a pesar de no estar facultado para hacerlo.

(Lea aquí: Candidato de la Coalición Colombia se queda con la Alcaldía de Yopal).

El alcalde de Yopal capturado este jueves llegó al puesto, después de unas elecciones atípicas, en las que contó con el aval de la llamada Coalición Colombia (conformada por los partidos Polo Democrático y la Alianza Verde, y el movimiento Compromiso Ciudadano). En esos comicios, según la Registraduría, obtuvo 16.522 votos, imponiéndose ante el candidato del Centro Democrático, Arcenio Sandoval Barreros, quien obtuvo 14.576 sufragios.

Antes de ser alcalde, Puentes ya había ejercido como concejal del municipio entre 2012 y 2015. Es politólogo graduado de la Universidad Nacional, en Bogotá, y realizó una especialización en Gestión Regional del Desarrollo, título que obtuvo en la Universidad de Los Andes.

(También: Corte Suprema ratificó condena contra el alcalde de Yopal, John Torres).

Las elecciones se tuvieron que realizar, después de que el alcalde electo para el período 2016 – 2019, John Jairo Torres (también conocido como John Calzones), fuera detenido por actos de corrupción. Torres, quien fue imputado el 15 de diciembre de 2015 –antes de posesionarse como alcalde– fue condenado a 24 meses de prisión por el delito de urbanización ilegal.

Según la investigación de la Fiscalía General, Torres Torres constituyó ‘Ciudadela La Bendición’ a comienzos de 2014. Los terrenos en que se construía la obra de urbanización, ubicada en la vereda San Rafael en Casanare, fueron ocupados el pasado 17 de octubre de 2012 con fines de extinción de dominio.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.