En medio de la pandemia del coronavirus que azota al mundo, y que ha demandado de todos los países y sus sistemas de salud, su mayor esfuerzo, los recursos del sistema de salud en Colombia siguen siendo esquilmados por los actores del sector, según pudo constatar la Contraloría General de la Nación.

Uno de los temas que se creía superado luego de la reglamentación expedida por el Ministerio de Salud para poner topes al costo de medicamentos, sigue aquejando las finanzas públicas. Según el organismo de control, entre enero y septiembre de 2019 hubo excesos en costos de medicamentos en hasta un 8.000% al precio máximo permitido por el Ministerio de Salud. 

Dicha información fue constatada a través del Tablero de Control de la Dirección de Información, Análisis y Reacción Inmediata (DIARI) de la Contraloría, que permite detectar gastos indebidos, buenas o malas prácticas, riesgos, patrones o tendencias relacionadas con la gestión fiscal, encontró que hay medicamentos cuyos recobros exceden hasta el 8 mil por ciento del precio máximo permitido.  

Según el organismo de control, los tres casos más graves detectados por la DIARI son:  

  • Doxopeg suspensión liposomada pegilada inyectable 20 mg/10 Ml. Excede presuntamente hasta el 8000% del máximo permitido. Medicamento utilizado en el tratamiento de cáncer de ovario. 
  • Haemate P 500 UI. Excede presuntamente hasta el 6000% del máximo permitido. Medicamento utilizado en el tratamiento de la enfermedad de von Willebrand (asociada a la coagulación sanguínea). 
  • Immunate 1000 factor de coagulación. Excede presuntamente hasta el 3000% del máximo permitido. Medicamento utilizado en el tratamiento de la enfermedad de von Willebrand (asociada a la coagulación sanguínea). 

También reveló la Contraloría que las EPS que más han realizado recobros por medicamentos no PBS de las cinco principales enfermedades de alto costo (Artritis, Cáncer, ERC, VIH y Hemofilia) son: Nueva EPS, Sura y Sánitas, por un valor de $906.000 millones.  

Publicidad

Esta cifra equivale al 60.46% de los recobros girados entre los meses de enero y septiembre de 2019. Y llama la atención que cerca del 50% de los recobros esté representado únicamente por siete 7 proveedores a nivel nacional.  

Es decir que habría un modelo de verticalización de recursos y una presunta asociación entre EPS y proveedores para acaparar los recursos de la salud. 

“Se ha encontrado, igualmente, que cuatro EPS giran de manera preferente a un proveedor de medicamentos, con lo que se podría estar configurando en el mercado de la salud la presencia de oligopolios en los proveedores”, advierte la Contraloría.  

Igual situación se estaría presentando con la concentración en los pagos hacia las IPS que tienen vínculos empresariales con la EPS.  

Esto último evidencia el posible establecimiento de una condición de integración vertical, que se infiere de los giros preferentes en casos como los de Coomeva EPS, Salud Total EPS, Nueva EPS y Famisanar EPS.   

En el análisis que hizo de los recursos del sector, la Contraloría detalló que respecto al régimen contributivo, entre enero y julio de 2020 se han destinado recursos UPC por valor de $14.73 billones siendo cinco las EPS que reciben más recursos por concepto de compensación: Nueva EPS, Sura, Sánitas, Salud Total y Famisanar. 

En cuanto al régimen subsidiado, entre los meses de enero y julio de 2020 se han destinado recursos UPC Liquidación Mensual de Afiliados por valor de $13.54 billones.  

Las cinco EPS que reciben mayor cantidad de recursos por la Liquidación Mensual de Afiliados son Coosalud, Nueva EPS, Mutual Ser, Emssanar y Asmetsalud. Estas EPS han recibido en el periodo señalado $6.02 billones, lo que evidencia una concentración cercana al 44%.  

Así mismo, de los $3,93 billones destinados durante la actual vigencia para los presupuestos máximos, la ADRES ha realizado giros por $2,36 billones a las Entidades Administradoras de Planes de Beneficios de Salud (EAPB).  

Si bien es obligatorio que estas entidades reporten la destinación de los recursos entregados por este concepto, sólo 11 de ellas han realizado el reporte a la ADRES.   

En este sentido, el Contralor General, Carlos Felipe Córdoba, llamó la atención a las 28 entidades restantes para que realicen el reporte del total recibido por las EPS que han realizado giros a las IPS por más de $811.000 millones, correspondiente al 34% de los recursos girados a las EAPB. 

En cuanto al famoso y cacareado Acuerdo de Punto Final con el que el gobierno de Iván Duque pretendía saldar las deudas pendientes entre EPS e IPS, el Contralor indicó que, aun en medio de los naturales problemas de índole financiero y fiscal que se han afrontado, después de dos años de haberse anunciado, solo se han pagado $1,51 billones de pesos de los $6,7 billones proyectados para tal fin.  

Y de igual manera existe preocupación porque con el llamado giro anticipado de techos o presupuestos máximos para los meses de febrero, marzo y abril de la presente vigencia pues no hubo el flujo de recursos esperados a los prestadores de servicios de salud, para lo cual se generó el anticipo en mención.   

Y algunas EPS no han cumplido con la obligación del giro directo a sus prestadores, que hoy llegan apenas al 40%, lo que ratifica la posición dominante irregular que siguen ejerciendo las EPS.  

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.