En manos de investigadores de la Procuraduría y Fiscalía General de la Nación se encuentra un sinnúmero de material probatorio que está siendo analizado para poder llegar a una conclusión objetiva sobre los bochornosos hechos en que se encuentra involucrado el rector de la universidad del Atlántico, Carlos Prasca Muñoz, relacionados con abuso de poder, tráfico de influencia y sometimiento sexual a estudiantes.

Su continuidad ahora depende del fallo de estos entes de control, pues el Consejo Superior de esta universidad (aclaramos que no todos sus miembros estuvieron de acuerdo) se hizo el ciego, sordo y mudo y aprobó la continuidad del rector.

Para la comunidad universitaria el rector Prasca y la estudiante Laura Romero siguen mintiendo afirmando que no tuvieron ningún vínculo afectivo, por lo cual las autoridades estudian el siguiente audio:

ACLARACIÓN DEL EX RECTOR ANTONIO VALLEJO

De todos es sabido que no he estado de acuerdo con muchos procederes de la actual administración de la Universidad.
Mientras estuve en el Consejo Superior hice una oposición racional, aprobando proyectos o propuestas que considere buenas y rechace con vehemencia las que estime contrarias a la buena marcha de la Institución, siempre en el seno del Consejo Superior que considere y sigo considerando el escenario natural de los consejeros para pronunciarse. No utilice la prensa radial o escrita, ni otros métodos distintos.

No obstante que el señor rector con muchísima frecuencia acudía a los medios para denunciarme y acusarme de lo divino y de lo humano, nunca acepté esas provocaciones y jamás le respondí de la misma manera.

Ahora que no estoy en el Superior, solo me he limitado a reenviar a ustedes, ocasionalmente, denuncias públicas hechas por algunos portales y que me envían a mi WhatSApp, sobre presuntas conductas indecentes por parte del rector del claustro universitario.

Con sorpresa conocí una declaración que la estudiante de décimo semestre de la Facultad de Derecho, Laura Romero Peña, rindió en la Notaría Séptima, el Martes 12 de Febrero del presente año.
Lo más sorprendente es que esa declaración la presenta el licenciado Carlos Prasca en la sesión del Consejo Superior de la Universidad celebrada el 18 de Febrero del 2.019, es decir, 6 días después de haber sido efectuada en la notaría y la lleva como prueba de su inocencia frente a las denuncias que se venían haciendo en forma sistemática en torno a su presunta conducta inmoral.
El la mencionada declaración la joven Laura menciona mi nombre. Veamos lo que dice: “ He recibido mensajes por un INTERMEDIARIO SUPUESTAMENTE de los señores ROBERTO FIGUEROA MOLINA Y ANTONIO VALLEJO MORALES con la finalidad de que los ayudara a realizar un montaje en contra del profesor Carlos Prasca…..”
por supuesto, no dice quien es el intermediario y ella misma le resta credibilidad al señalar que SUPUESTAMENTE los presuntos mensajes son nuestros. No denuncia ni acusa a nadie, solo siembra una duda para ser utilizada en el Superior, como en efecto ocurrió.

PRIMERA ACLARACIÓN: Nunca he enviado mensajes a esa joven ni a nadie, lo que quiero transmitir lo hago directamente y si es por escrito firmo y coloco el número de mi cédula.

El Viernes 22 de Febrero, la estudiante Laura Romero es entrevistada en una Emisora local y a lo largo de la entrevista no hace alusión a mi nombre, solo al final de dicha entrevista, a instancias de un periodista me menciona, veamos como:
PERIODISTA: Usted en la declaración ante el Notario, usted dice, usted menciona a Antonio Vallejo Morales, él formaba parte del complot?
LAURA: Claro, claro que si, todos ellos.
PERIODISTA: Estuvo en las reuniones esas, a la que usted hace referencia?
LAURA: La del Viernes NO, NO ESTUVO, la del Jueves me comentan que si estuvo, cuando este intermediario yo le pido una explicación de lo qué pasó en esa reunión, él entre las personas que me menciona, me lo menciona a él.
PERIODISTA: El intermediario, su amigo que la traicionó?
LAURA: Ex – amigo. Fin de la entrevista.

Cómo pueden apreciar, la joven afirma que no estuve en la reunión del Viernes donde ella estuvo y que fue suficientemente explicada por el profesor Figueroa. Otra vez, es el misterioso intermediario el que le menciona que yo estuve el Jueves en una supuesta reunión, pero a ella no le consta.

SEGUNDA ACLARACIÓN: Nunca he estado en reuniones conspirativas contra nadie. Mucho me temo que esa reunión del Jueves nunca ocurrió, sólo existe en las mentes calenturientas de esa joven y sus patrocinadores.

La carga de la prueba le corresponde a ella, porque está pisando el Código Penal y va a tener que probar sus vagas y débiles afirmaciones.

ANTONIO VALLEJO MORALES
CC No 7427888

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.