En la reanudación del proceso en contra del expresidente de Corficolombiana, José Elías Melo, quien es investigado por su presunto conocimiento los sobornos de Odebrecht en Colombia, la Fiscalía General dio inicio a la audiencia de alegatos de conclusión, fase en la que las partes del proceso exponen sus argumentos finales, previo a la decisión del juez.

El representante del ente investigador, Juan Alberto Delgado, quien solicitó sentido de fallo condenatorio en contra del exdirectivo de la entidad del Grupo Aval, señaló que “Melo dio tramite y visto bueno a los sobornos que la constructora brasileña dio al exviceministro de Transporte, Gabriel García Moreles, para quedarse con la Ruta del Sol II. Esto quedó demostrado en los testimonios que rindieron el expresidente de Odebrecht en Colombia, Luiz Bueno Junior y Mauricio Millán, funcionario de Episol-Corficolombiana dentro de la Consol”.

(En contexto: José Elías Melo, el protagonista de más alto perfil en el caso Odebrecht)

Bueno Junior declaró en su momento que fue a la oficina del expresidente de Corficolombiana para contarle sobre lo acordado con García Morales. Mientras que el exdirectivo esperaba a Melo, quien se encontraba en una junta directiva, se encontró con Gustavo Ramírez, vicepresidente de Corficolombiana, a quien supuestamente le habría comentado lo que pasó la noche anterior. Ramírez, al parecer, le expresó que el tema debía conversarlo con José Elías Melo.

“(José Elías Melo) sale de la junta y me atiende en su oficina personal. Yo le comento lo que había pasado la noche anterior, él se pone de acuerdo con el pago de US$6.5 millones, pero me dijo que tenía una dificultad, que por un tema del Grupo Aval no podría concretar su parte de pago para Gabriel. Yo dije ahí que Odebrecht adelantaría la parte de Corficolombiana. Que haría el 100% de los pagos”, precisó en su momento el exdirectivo.

El testimonio de Mauricio Millán, el cual fue retomado por el fiscal del caso en la audiencia, aseguró que se percató de la existencia de un contrato firmado entre Odebrecht y la empresa consultora CSS Managment S.A. por más de $18.000 millones de pesos y que este hecho le pareció extraño por lo que decidió consultar a José Elías Melo. “Fui a la máxima instancia que yo tenía y él me indicó que procediera con el pago porque ya había hablado con los directivos de Odebrecht, que procediera con el giro”, asegró el actual gerente de CoviPacífico, sociedad de Corficolombiana.

Asimismo, señaló que los testimonios dados durante el jucio por los funcionarios del Grupo Aval “Terminaron siendo una simple narración de lo que ocurrió de manera contractual con los brasileros. Es cuestionable la pasividad de Melo en este asunto. Cuando se supo públicamente sobre los sobornos de Odebrecht, el Grupo Aval inició una auditoria interna, luego el entonces presidente de Corficolombiana no quiso someterse a una prueba de poligrafo”.

Mañana, a las 8:30 a.m, la defensa de Melo expondrá sus argumentos al juez por qué, en su consideración, Melo debería ser condenado por los delitos de cohecho y celebración indebida de contratos. Para el próximo 1 de abril, se conocería el sentido de fallo.

TOMADO DE EL ESPECTADOR

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.