El senador Álvaro Ashton. Foto: Claudia Conde / Archivo EL TIEMPO
El senador Álvaro Ashton.
Foto: Claudia Conde / Archivo EL TIEMPO

(Tomado de EL TIEMPO) Tras escuchar las declaraciones del abogado Luis Gustavo Moreno -preso por el escándalo de corrupción en las altas esferas de la justicia- la Corte Suprema de Justicia decidió abrir una investigación formal contra el senador Álvaro Ashton, según conoció EL TIEMPO. 

Anuncios

Con esta decisión, Ashton será el segundo senador que afronta un proceso formal por el denominado ‘cartel de la toga’ en el que están implicados los exmagistrados de la Corte Suprema Leonidas Bustos, Francisco Javier Ricaurte y el actual magistrado Gustavo Malo.

Ashton es investigado porque, según Moreno, habría acordado el pago de 1.200 millones de pesos para cambiar el curso de su proceso por ‘parapolítica‘ en el alto tribunal.

Según la declaración que Moreno rindió en el alto tribunal, Ashton pagó 600 millones de pesos que fueron repartidos entre la red de corrupción: 200 para Leonidas Bustos, 200 para Ricaurte, y el resto para él y el abogado Luis Ignacio Lyons.

Moreno también dijo que los otros 600 millones de pesos eran para que se archivara el proceso en su contra, pero que finalmente el senador no los pagó después de que la red de corrupción le dijera que no era viable.

Aunque el político barranquillero ha negado haber pagado el soborno, y dijo que lo que acordó fueron 400 millones de pesos pero por concepto de honorarios para Moreno, la Corte le da credibilidad a las versiones del abogado quien aseguró que lo que se desarrolló con Ashton fue un acto de “pura corrupción”.

En la época en al que se cuestionan los hechos, el caso de Ashton por ‘parapolítica’ estaba en el despacho de Gustavo Malo Fernández, quien hoy está en la lupa de la Comisión de Acusaciones de la Cámara, y quien se encuentra en una licencia temporal ante el escándalo. 

Tras iniciar el proceso en su contra, Ashton deberá asistir la próxima semana a una indagatoria ante el alto tribunal.Tras escucharlo en ese interrogatorio, la Corte deberá definir su situación jurídica para establecer si sigue el proceso en su contra.

En cualquier caso, el alto tribunal no definirá si lo envía o no a prisión porque el delito de cohecho tiene una pena de tres años, que no alcanza para ordenar una medida de aseguramiento. 

El primer congresista involucrado por la corrupción en la Corte Suprema de Justicia fue Musa Besaile, capturado por peculado y cohecho, y quien está preso en la cárcel La Picota por pagar 2.000 millones de pesos para no ser capturado por ‘parapolítica’.

JUSTICIA

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.