Corrupción en la Compra de Tabletas en Aracataca y Zona Bananera

Detalles de la Compra en Aracataca

El pasado 20 de mayo, corrupcionaldia.com  reveló que la Alcaldía de Aracataca en el departamento del Magdalena, municipio que no destaca precisamente por su gran presupuesto, se dio el lujo de comprar a una Fundación cuya actividad comercial se asemeja a una simple papelería, 529 tabletas a un valor unitario de $1.890.000 pesos cada una, es decir más del doble de lo que pueden conseguirse en el mercado.

En efecto ese municipio convocó un proceso de subasta para adquirir 529 tabletas pedagógicas, con el objeto “Implementar Tecnologías de la Información y Comunicaciones como herramienta formativa en las sedes educativas oficiales del Municipio”.

La ganadora de la subasta fue la Fundación Editorial Unidos por Colombia, que ofreció tabletas por valor de $1.890.000 pesos, tras competir con dos empresas más que se presentaron. El costo era: el valor del aparato $486 mil pesos, pero sumando las 26 app que dicen contener las tabletas su valor casi se cuatriplica.

En el proceso participaron dos firmas más: Sumicorp LTDA, con sede en Bogotá, empresa comercial identificada con el NIT 900074348-1 y Trebol Editores también de Bogotá identificada con el NIT 900701816-6, que a diferencia de la fundación ganadora, sí cuentan con amplia experiencia, al menos en el suministro de estos elementos y todo un andamiaje comercial, así como páginas web, redes sociales y demás herramientas que se supone deben tener hoy día las empresas por muy pequeñas que sean.

La Situación en Zona Bananera

Sin embargo corrupciónaldía.com, ha encontrado que esta Fundación Editorial Unidos por Colombia, también le vendió en marzo pasado equipos electrónicos de similares características a la alcaldía del municipio Zona Bananera, también en el departamento del Magdalena.

Anuncios

En este caso existen varios agravantes que evidencian el descaro con que olímpicamente, municipios con cantidad de carencias estructurales en sus instituciones educativas, se ferian los recursos públicos.

La alcaldesa de Zona Bananera Clareth Olaya Martínez abrió una convocatoria de subasta el 26 de marzo del 2024, con el objeto de adquirir «material pedagógico digital para la implementación de tecnologías de la información y comunicaciones como herramienta formativa para los estudiantes en sedes educativas oficiales en el municipio de Zona Bananera».

Clareth Olaya Martínez, AI caricature.

Sin embargo, en los diferentes documentos que la Alcaldía subió a la plataforma del Secop I no se especifica el número de tabletas a adquirir. Y solo en un documento denominado Análisis del Sector, firmado por Neidis Mantilla Berdugo, con el cargo de Líder de Programa en Educación, no se sabe si de la Secretaría de Educación o de la Alcaldía, en el apartado de Análisis Económico se señala: «El valor promedio unitario establecido es de Un millón Ochocientos Noventa Mil Pesos ($1.890.000)». Y que el presupuesto para el contrato es de $1.999.620.000.

En el mismo documento de Análisis del Sector se indica que fueron invitados a participar los proveedores Fundación Editoral Unidos por ColombiaSumicorp LTDA y Trebol Group SAS. Y que los tres respondieron a través del correo electrónico aceptando participar. Y ¡oh sorpresa! Se trata de los mismos tres oferentes que participaron en la subasta convocada con el mismo objeto, por parte de la Alcaldía de Aracataca.

Ya tienen el negocio montado

La convocatoria del municipio Zona Bananera estaba prevista para finales de febrero, pero finalmente fue convocada a finales de marzo, es decir, justo después de que la mencionada Fundación firmara el contrato similar con el municipio de Aracataca.

Llama también la atención que tanto los pliegos de condiciones de ambas alcaldías, como los documentos aportados por la mencionada Fundación son casi que un calco.

Con la diferencia de que, en la propuesta hecha para el municipio de Aracataca, se especifica el valor total por la venta de las 529 tabletas. Pero, en la que presentaron al municipio Zona Bananera no detallaron el valor total de la oferta. Simplemente las especificaciones técnicas de las tabletas.

Suponemos que entre el 40 y 50% del monto total del negocio queda en manos de la alcaldesa. Entonces en este caso sospechamos que la alcaldesa de Zona Bananera Clareth Olaya Martínez se metió a su bolsillo unos mil millones de pesos.

Un pequeño pero sospechoso ‘error’

El 20 de marzo se convoca por parte de la alcaldesa encargada de Zona Bananera, Bioney Lora Dávila, la supuesta «Audiencia pública de apertura del sobre no. 2 - oferta económica e instalación audiencia pública de adjudicación», semejante nombre rimbombante para abrir un solo sobre, sin dar explicación de por qué no se abrieron los otros dos, porque si hay un 2 es porque había un primer sobre, y posiblemente un tercero pues la misma Alcaldía certificó que tres firmas habían respondido a la convocatoria.

A dicha audiencia solo fue invitada la representante de la Fundación Editorial Unidos por Colombia y se le adjudicó el contrato, argumentando los funcionarios presentes que no se había presentado ninguna otra propuesta.

En medio de la reunión además se hizo salvedad de un “pequeño error”. Resulta que “El valor de la propuesta económica del proponente (FEUC), asciende a $999.810.000, valor este que una vez verificado por la entidad, se evidencio un error aritmético y con base en el numeral 3.4. Propuesta económica, el cual establece: (….) g. En la audiencia de subasta inversa se revisarán las operaciones aritméticas de las propuestas presentadas, y en caso de error serán corregidas”.

Y se agrega que «Revisadas las cantidades y el valor unitario, se hace la siguiente corrección 1.058 X $1.890.000 = $1.999.620.000.00, arrojando el valor corregido de $1.999’620.000, presupuesto oficial asignado a este proceso contractual».

Es decir que a la Coordinadora de Educación Mantilla Berdugo, o quizás a la propia alcaldesa, o a la asesora externa de contratación, Laura Bonivento Martínez, se les pasó al momento de evaluar los documentos, un pequeño error de mil millones de pesos. Eso no se lo cree nadie.

Y es aquí en este documento donde por primera vez el municipio menciona que en total se adquirirán 1.058 tabletas. Y al comparar las cantidades son exactamente el doble de lo que contrató Aracataca, 529 tabletas a $999’810.000.

Como dato adicional, resulta que en la publicación del pasado 20 de mayo de corrupcionaldia.com, comprobamos que la mencionada Fundación no estaba registrada en el Registro Único de Proponentes. Pero una vez revisada la plataforma aparece registrada el 31 de mayo del 2024, es decir, apenas hoy viernes renovó su RUP.

¿Por qué entonces el 13 de marzo el Comité Evaluador afirma en el Informe de Evaluación de Propuestas de la Selección Abreviada, que dicha Fundación sí cumplía con la obligación de estar inscrita en el RUP?

Y surgen varias otras dudas: ¿Sobre qué estudios o análisis reales del sector y de las necesidades de los estudiantes de Zona Bananera se hizo esta convocatoria? ¿quién está detrás de esta Fundación?

Por ahora los organismos de control no se han pronunciado sobre esta adquisición de unas 1.100 tabletas que han costado 3 mil millones de pesos.

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.