Tal como, lo demostramos en el documento “Efecto de la Pandemia en los ingresos tributarios del país”, todos los departamentos presentaron a junio de 2020, disminución en sus ingresos tributarios. El promedio nacional fue del 23.5%. Igual comportamiento se da en las principales ciudades capitales del país, dejaron de recaudar el 30%, de los ingresos tributarios (Barranquilla, Bogotá, Cali, Medellín, Bucaramanga, Pereira, Santa Marta, Cartagena y Valledupar).

La cifra recaudada por estas ciudades fue de $10.3 billones, en el 2019, y $7.2 billones, en el 2020, dando como resultado $3.1 billón menos de recaudo. Bogotá vio disminuidos sus ingresos tributarios en $2.3 billones, o sea un 74.2%, de la disminución de las ciudades anteriormente señaladas. Cali, disminuyó sus ingresos en $369.800 millones de pesos.

Con relación a Barranquilla, que es la que nos interesa en este análisis, sus ingresos tributarios disminuyeron en $203.100 millones, al pasar su recaudo de $741.700 millones, en junio 2019, a $538.600 millones, a junio 2020. Dentro de esos ingresos tributarios la mayor disminución se dio en los dos impuestos que significan el 70%, de los ingresos tributarios, el Predial, que disminuyó en $80.2 millones, y el ICA $61.3 millones, lo que suma $141.5 millones, que al dividirlo por la disminución de los ingresos tributarios $203.1, arroja como resultado el 70%.

Un hecho a destacar, es el desfase que existe entre lo presupuestado recaudar por concepto de ingresos tributarios y lo realmente recaudado. Sin excepción todas las ciudades anteriormente nombradas presentan un desfase grande, pero en términos de porcentajes los recaudos más bajos en el 2020, se dan en Valledupar 32%, y en Barranquilla el 34.6%, cuando en el 2019, a esta fecha se había recaudado el 58.2%, de lo presupuestado por ingresos tributarios. Esto significa que el efecto pandemia para barranquilla nos costó 23.6 puntos, menos de lo logrado el año anterior.

El otro rubro que afecto el recaudo es el de “Estampillas”, en el cual se dejaron de recaudar $19.800 millones, el 35.6% de lo recaudado a junio de 2019., que fue $55.600 millones.

Publicidad

Las otras disminuciones se dieron en:

  • Sobretasa a la Gasolina $5.380 millones,
  • Sobretasa Bomberil $1.400 millones,
  • Alumbrado público $2.000 millones,
  • Tasas Multas y Contribuciones $15.800 millones

En la información reportada a la CGR, por el Distrito de Barranquilla llama la atención el rubro juego de suerte y azar, dado que reportan $70 millones, recaudados en los dos años. Igualmente no se reporta ingreso alguno en los dos años de análisis, de lo recaudado por el impuesto que debe pagar el equipo Junior, al igual que el pago del arriendo del estadio.

¿QUE PASA CON EL COBRO DE LA PLUSVALÍA EN EL ÁREA METROPOLITANA?

Tampoco se reporta recaudo alguno por concepto de “Plusvalía”, en los tres primeros meses de este año, y en los años anteriores. Para el 2020, se tiene presupuestado recibir $25.750 millones por plusvalía, y a la fecha no se ha recibido un solo peso, a pesar de haberse gastado el Distrito $290 millones, en un contrato con la firma Valorar S.A, justamente para poder cobrar esa contribución.

Pregunto ¿Alcalde porque Barranquilla no cobra la plusvalía? Si la cobra sabe cuánto tendría que pagar la empresa Argos, dueña de grandes extensiones de tierra en Barranquilla y Puerto Colombia, por señalarle un ejemplo? ¿Cuánto pagó la Constructora Bolívar, o Marval y otras por plusvalía?

Hecho este que se presenta también en los municipios del Área Metropolitana. Con ese comportamiento están enriqueciendo a los propietarios de la tierra, urbanizadores, que se han beneficiado con el cambio de usos del suelo en los Planes de Ordenamiento Territorial al pasar uso rural a urbano, o declarar zonas comerciales, y permitir construcciones de más de 20 pisos, sin exigir ampliación de las vías que los conectan, lo que incide en la movilidad y por ende, en el bienestar de la comunidad.

Con relación al tema, le pregunto al alcalde de Puerto Colombia señor Wilmar Vargas, si la administración anterior o la de él,  firmó  un  contrato con una firma para cobrar la plusvalía en Puerto Colombia.  Si la respuesta es afirmativa cuál es el nombre de la firma, valor del contrato y cuánto ha recaudado hasta la fecha el municipio por plusvalía.

De todos es conocido que el POT de Puerto Colombia fue demandado y fallado  en contra por el Tribunal del Atlántico. A raíz de unas denuncias en la elaboración y aprobación del POT, la Fiscalía General de la República y la Procuraduría están haciendo las investigaciones respectivas para determinar culpables si los hay,

Queremos conocer su decisión  con relación al POT demandado. Usted lo seguirá aplicando o elaborara otro sin los vicios del demandado. El  POT demandado cambio el uso del suelo a los lotes circundantes con barranquilla y los cercanos al lago del Caujaral, permitiéndoles  expandirse  hacia arriba con edificios de 20 o más pisos, incluso en terrenos de humedales circundantes con el Arroyo León y el Lago del Cisne, que la CRA habilito para construir, medida que por supuesto valora fuertemente esas tierras que generan plusvalía, pero que parece no la cobran. 

¿Alcalde cuanta plata le ha entrado a Puerto Colombia por concepto de plusvalía? La misma pregunta la hago extensiva  a los alcaldes de Soledad, Galapa y Malambo. ¿Aprobaron sus concejos esta contribución? Hace 12 años, hice la misma denuncia  en un documento publicado, sin obtener respuesta alguna de los alcaldes  de la época y menos de  los Organismos de Control. En julio 23 de 2012, publique un artículo de mi autoría titulado “¿CUÁNTOS BILLONES DE PES0S HEMOS DEJADO DE RECAUDAR EN EL DISTRITO DE BARRANQUILLA, GALAPA, SOLEDAD, PUERTO COLOMBIA Y MALAMBO POR NO APLICAR LA PLUSVALÍA?

Cuál es la razón de que los alcaldes y  concejales, guarden silencio en cuanto al tema de la plusvalía, que la Constitución del 91, en su artículo 82, estableció “que las autoridades públicas participarán en la plusvalía que genere su acción urbanística y regularan la utilización del suelo y del espacio aéreo urbano en defensa del interés común”. La plusvalía  es la contribución más justa que existe en nuestra normatividad jurídica, la cual fue reglamentada por los artículos 73 a 90 de la  Ley 388 de 1.997.

Lo anterior, lo pregunto porque el Distrito de Barranquilla, mediante  el acuerdo No 003 de 2007, aprobó la revisión del POT elaborado en el año 2.000. Anteriormente con el acuerdo No 022 de diciembre de 2004 “Estatuto Tributario”, en su capítulo XI, artículos 120 al 122, se establecen las bases para el cobro de la plusvalía definiendo el hecho generador y fijando el monto de la participación en el 35%. Mediante el acuerdo de diciembre 30 de 2008, se modificó el  “Estatuto Tributario Distrital del 2004” ampliando los criterios para cobrar la plusvalía, del artículo  125 al 134. Con el  Decreto 0119 del 21 de febrero de 2019, del artículo 180 al 201 “Nuevo Estatuto Tributario” se establecieron las condiciones generales para facturar la Plusvalía en el Distrito de Barranquilla.

 Por otra parte, el Distrito de Barranquilla contrato a la firma “Avalúos y Tasaciones de Colombia “Valorar S.A” mediante el contrato No 0120115003381 del 24 de junio de 2015. El contrato se ejecutó entre el 24 de agosto y el  24 de diciembre de 2015, por un costo de $290 millones de pesos, para cobrar la plusvalía.

CONTRATACION PARA LA REALIZACIÓN DEL CÁLCULO DEL EFECTO PLUSVALÍA A CADA UNO DE LOS PREDIOS QUE CONFORMAN LOS PLANES PARCIALES:”LA CORDIALIDAD-CIRCUNVALAR, CENTRO EMPRESARIAL Y DE NEGOCIOS PUERTA DE ORO- CENP, PLAN PARCIAL DE DESARROLLO VILLAS DE LA CORDIALIDAD, EL MACRO PROYECTO VILLAS DE SAN PABLO, EL PLAN PARCIAL DE DESARROLLO EN SUELO DE EXPANSION CARIBE VERDE Y EL PLAN PARCIAL GRESS CARIBE

Con lo anterior quiero señalar, que el Distrito de Barranquilla, desde el año 2004, cuenta con soporte jurídico para cobrar la plusvalía que se ha generado en la ciudad por el cambio de los usos del suelo y/o  por las inversiones que se han hecho con recursos del Distrito, Departamento o  Nación. Por este concepto son muchos los recursos que se han dejado de percibir y que se continúan perdiendo, sin que aparezca culpable alguno, enriqueciendo a los dueños de la tierra urbanizable, y a quienes hicieron el desarrollo urbano de Buena Vista, Riomar, Altos del Prado, La Castellana, Villa Santos, Miramar, el Gol, Villa Carolina, Santa Mónica, entre otros. Al igual que el desarrollo urbano dado en Puerto Colombia, Galapa, Soledad y Malambo.

Al dejar de facturar y cobrar la plusvalía, se está favoreciendo a terceros sin justificación alguna, como lo demostramos en este documento. Hechos como estos son los que deberían investigar y sancionar  los Organismos de Control.  De ahí la importancia  que en la elaboración de los POT, participe  la comunidad. Un cambio del uso del suelo, enriquece a los propietarios de la tierra y a los constructores, por lo que parte de ese enriquecimiento sin esfuerzo alguno por parte del propietario se comparta con la entidad territorial. No entendemos el silencio de alcaldes, concejales y gremios de la ciudad. ¿Cuántos recursos desde el 2008, hemos dejado de recaudar en el Área Metropolitana del Distrito de Barranquilla, para favorecer a terceros?

SITUACIÓN FINANCIERA Y CONTABLE DEL DISTRITO DE BARRANQUILLA

El Distrito tiene una deuda financiera de $2.1 billones de pesos, a junio de 2020,  de acuerdo a declaraciones de la firma calificadora “ Fitch Ratings”

En agosto 23 de 2018, el Ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla dijo, que había que sincerar el monto de la deuda del país, incluyendo para su cálculo el monto de las vigencias futuras comprometidas, como los pasivos contingentes realmente calculados. Esas dos variables estamos seguros los señores de FITCH RATINGS no las incluyen, al igual que la deuda de ADI y EDUBAR, instituciones que utiliza el Distrito para sus inversiones.

Estas cuentas en el Distrito de Barranquilla  pueden superar los $2.5 billones de pesos, que sumados a los $2.1 reconocidos y registrados, estaríamos hablando de un endeudamiento aproximado de $4.6 billones. Estamos seguros de que si la firma calificadora tuviera en cuenta estas deudas la calificación otorgada sería otra.

Según sus Estados Financieros a abril 30 de 2020, registra lo siguiente:

  1. Unas cuentas por cobrar de $1.6 billones
  2. Activos del orden de $7.2 billones
  3. Cuentas por pagar de $363.658 billones
  4. Deuda financiera de largo plazo por $1.5 billones
  5. Deuda laboral por $1.3 billones
  6. Solo contabiliza  para litigios y demandas $21.749 millones
  7. Un Patrimonio de $3.7 billones
  8. Recibido por el Sistema General de Participación ( SGP) $295.566
  9. Recibido por el  Sistema General de Regalías (SGR)$ 240 millones
  10. Recibido por el Sistema General de Solidaridad (SGS) $159.402 millones

Los ingreso presupuestales para el 2020, son de $3.6 billones, cifra desfasada no solo por el efecto pandemia, sino por la realidad de la situación económica del país y por ende de la ciudad. Igual desfase muestra el Plan de Desarrollo de la actual administración, tal como lo comentamos en escritos anteriores sobre ese tema. Documento que fue incorporado a los comentarios al Plan de Desarrollo por iniciativa del concejal Juan Carlos Ospino.

Lo recaudado hasta junio es el 39% del presupuesto. Siendo optimistas al final del año, tendremos un recaudo del 70%, que se puede considerar bueno dado que habrá problemas en los recaudos del Predial e ICA, y por supuesto no se contara con los recursos de cofinanciación que el alcalde Jaime Pumarejo espera recibir este año y el próximo del gobierno central. Lo anterior quiere significar que con buena suerte tendremos unos ingresos durante el año 2020, de $2.5 billones de pesos, es decir $1.1 billón, menos de lo presupuestado.

 Lo anterior  implica que debe replantearse su programa de gobierno y ajustar el presupuesto de tal forma que los recursos se capten, se inviertan en proyectos que tengan un impacto social y económico alto.

No se le olvide alcalde, que el Distrito tiene una deuda financiera alta, al igual que con los contratistas  a través de las vigencias futuras excepcionales. La ciudad no puede volver a caer en una situación de impago como sucedió en la administración de Humberto Caiffa, que se tuvo que ver abocada a recurrir a la ley de quiebra, para poder la alcaldía ejecutar parte de sus programas.

Sabemos alcalde, que usted con su equipo de trabajo tiene la mayor voluntad para sacar adelante a la ciudad y resolver los problemas sociales que tenemos, pero lamentablemente recibió un Distrito endeudado, sin liquidez y para colmo de males, estamos padeciendo la pandemia que paralizo todo el aparato productivo de la ciudad, lo que nos ha llevado a niveles de desempleo declarado del 15.9%,cuando estábamos al 8%, pero que realmente está por encima del 20% al contabilizar el porcentaje de personas que el DANE ,registra como inactivos y regresar a niveles de pobreza que en parte habíamos superado.

 Estamos seguros, que así como ha sido eficiente en el manejo de la pandemia, a pesar de las limitaciones financieras que afronta, tomara las mejores decisiones en favor de los más necesitados, y en los tres años que le quedan podrá con mayor tranquilidad darle cumplimiento a su Plan de Desarrollo.

Esta pandemia ha permitido ver la realidad social que se vive en la ciudad, sobre la cual hay que trabajar para reducir esa brecha que existe y que puede convertirse en una bomba de tiempo.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.