Unidades del CTI de la Fiscalía capturaron a Gustavo Adolfo Aguilar Vivas, presidente de Asmet Salud EPS, luego de que un juez de Popayán librara una orden de detención en su contra. 

La Fiscalía le sigue una investigación a Aguilar Vivas por malos manejos con recursos de la salud, al confirmar que tiene evidencias contra el directivo que lo vincularían a presuntos hechos de corrupción.  

Según el organismo acusador, como gerente de la citada entidad entre 2008-2012, se habría apropiado de 21.000 millones de pesos del Sistema General del Salud. Adicionalmente, hay indicios de que, supuestamente, registró información falsa en los estados financieros de la EPS para no dejar ver el verdadero estado económico.  

Con esta maniobra presuntamente indujo a error a la Superintendencia de Salud, que le dio viabilidad para seguir operando.   

Responderá por los delitos de fraude procesal y peculado por apropiación.  

Publicidad

La acusación al representante a la Cámara Reinales 

Cabe recordar que en diciembre pasado Aguilar había denunciado ante la Corte Suprema de Justicia, al representante a la Cámara por Risaralda, Juan Carlos Reinales, por supuestamente ejercer presiones indebidas para que la EPS le pagara las deudas a ciertos hospitales en los que el congresista tiene particular interés. 

En la conversación revelada en aquel entonces por Aguilar, se escucha a los dos, hablando de contratos a hospitales y hasta del cobro de ‘una carterita’. La situación fue denunciada por la EPS ante la Corte Suprema.    

En algunos apartes se escucha que el congresista le dice al gerente de la EPS: “mi hermano hay otra cosita. ¿Usted me le pagaría carterita a unos hospitales que tengo por ahí? Yo le paso el listadito (…) No, yo le paso el listadito y mejor personal, para evitar malos entendidos”.   

“¿Cuál es mi rédito ahí? La comisión. Claro, ese es mi rédito y de eso es que yo vivo, entonces yo hago la tarea, hago la gestión, que jodo aquí y que jodo allá”.
Juan Carlos Reinales
Representante a la Cámara

También se escucha al representante preguntar “¿Cuál es mi rédito ahí? La comisión. Claro, ese es mi rédito y de eso es que yo vivo, entonces yo hago la tarea, hago la gestión, que jodo aquí y que jodo allá”.  

Reinales aseguró en ese entonces que “estas son palabras coloquiales y normales que uno utiliza en un diálogo como el que pasó con él (Gustavo Aguilar). Era un diálogo extendido, tranquilo, donde no se denota que hay alguna presión o bravuconadas de decir que si usted no hace esto yo hago aquello. Simplemente le estaba pidiendo un favor al señor Aguilar”.   

Explicó que la conversación giró en torno a una deuda por parte de la EPS Asmet Salud al departamento de Risaralda. 

“Son cerca de $15,000 millones de pesos con corte al mes de septiembre de este año. De esa cartera, $3.300 millones son a Santa Mónica un hospital de segundo nivel, $2.500 al Hospital San Jorge y sumando todos los demás municipios van por esa cifra”, dijo.   

Y añadió que varios congresistas de esa región del país habían hecho un frente común con el objetivo de lograr que la EPS pagaran a los hospitales. 

“cuando se habla de la comisión no se habla de coima, sino que me refiero a que yo hago parte de la Comisión Séptima, de la Comisión de la Salud y es así cuando yo digo que esas palabras las pueden acomodar como quiera en un audio o en un video y dar a entender un sentido distinto al transcurrido en la conversación”.
Juan Carlos Reinales
Representante a la Cámara

Por último, aseguró que “cuando se habla de la comisión no se habla de coima, sino que me refiero a que yo hago parte de la Comisión Séptima, de la Comisión de la Salud y es así cuando yo digo que esas palabras las pueden acomodar como quiera en un audio o en un video y dar a entender un sentido distinto al transcurrido en la conversación”.   

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.