El pasado 14 de abril, en plena época de confinamiento decretada por el Gobierno nacional, debido a la crisis generada a nivel mundial por la pandemia del coronavirus, el gobernador de Arauca, José Facundo Castillo Cisneros, contrató a través de un proceso licitatorio, un millonario contrato para las celebraciones de las fiestas patronales del municipio Cravo Norte, por $570 millones de pesos.

C_PROCESO_20-1-209013_281000001_73182549
DA_PROCESO_20-1-209013_281000001_73213862 (1)

Castillo Cisneros quien hace pocos días estuvo envuelto en un escándalo de presunta corrupción por el contrato de los atunes a $20.000 pesos, nuevamente iba a ser denunciado ante la Fiscalía, Procuraduría y la Contraloría por esta adjudicación.

Sin embargo, el pasado 17 de abril, ante la avalancha de cuestionamientos que le llovieron y el evidente tufillo de corrupción que había detrás de este contrato, decidió de común acuerdo con el contratista, anular el acto administrativo.

El contrato por prestación de servicios 201 de 2020 se firmó el pasado 14 de abril con la Corporación Cultural Cabalgando. El objeto era el apoyo a la difusión de la cultura, mediante la realización de eventos y actividades artísticas en el departamento de Arauca.

Se trataba de la financiación de actividades musicales y culturales para la realización de las fiestas de Cravo Norte que cada año se celebran por estos días. Pero era claro que ante la directriz dada desde marzo por el Gobierno nacional ante la llegada del Covid-19 al país, todo tipo de celebraciones quedaban suspendidas hasta nueva orden.

Publicidad

Haciendo caso omiso a esto, el Gobernador convocó la licitación y adjudicó la tarea, que entre otras cosas se destaca porque debía ser realizada en un mes máximo.

Adicionalmente, la cláusula sexta establecía que: “Entregará hasta el 80% del valor del contrato mediante actas parciales de ejecución avaladas por el supervisor y el 20% restante se pagará mediante presentación del acto final (…)”. En otro aparte, señala que “el Departamento entregará en calidad de anticipo, un 50% del valor del contrato una vez se haya perfeccionado y legalizado el contrato”.

Dentro de las especificaciones del evento “El canto Sabanero del municipio de Cravo Norte” llaman la atención los siguientes gastos:

Dos artistas nacionales invitados de música llanera $54’000.000

Un artista de música regional llanera $90’000.000

Un artista llanero en proyección $90’000.000

Artistas noveles invitados $30’000.000

Orquesta de música tropical $10.000.000

Un cantante nacional $70’000.000»

Sonido amplificado tipo concierto para tres días $25’000.000

Conjunto de música llanera con 2 arpistas; Cuatro maracas y bajista durante 3 días. $12’000.000»

Tres presentadores por $7.500.000

Difusión y promoción $15.000.000 entre otros gastos que establece el contrato.

Tras conocerse el hecho, los organismos de control pusieron la lupa sobre el contrato.

Al final, al verse descubierto en su actuación de abuso de poder, el Gobernador y la Corporación Cultural Cabalgando, con representación legal de Jhon Elver Garrido Aguilar, firmaron un acta de terminación bilateral anticipada y de no ejecución del contrato 201 de 2020, el 17 de abril, donde ninguna de las partes hará reclamación alguna por lo actuado.

Lo cierto es que si el tema no hubiera trascendido a los medios de comunicación, probablemente esos casi 600 millones de pesos, o hubieran sido mal utilizados en medio de la escasez de recursos para atender la pandemia, o bien hubieran ido a parar a los bolsillos de alguien, sin siquiera ejecutarse por las restricciones que hay para la realización de eventos de asistencia masiva.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.