Publicidad

Un intenso debate se desarrolló en el Concejo Distrital de Santa Marta sobre los problemas de la Megabiblioteca, un proyecto que fue anunciado en 2014 por el alcalde de ese momento, Carlos Caicedo, como el escenario de conservación de libros más grandes que tendría el norte de Colombia, y que empezó en obras el 16 de septiembre de 2015, sin embargo, cuatro años después está inconclusa y sin uso.

Uno de los momentos más llamativos del debate fue la intervención de Rafael Bejarano, representante del Consorcio Megainstituciones, al que se le adjudicó el proyecto.

“Para mí hacer la Megabiblioteca fue un fracaso económico, al contrario de lo que se dice, yo no me robé nada, sino que perdí 4.000 millones de pesos y el Distrito no me los está dando (…) yo no soy un sector político y están dañando mi nombre, problemas todos los contratistas tenemos en el desarrollo de los proyectos, es que los problemas existen, no solo tengo problemas acá sino en dos obras más”, aseguró Rafael Bejarano ante los concejales.

Es preciso recordar que la Megabiblioteca fase 1 fue contratada con Bejarano el 30 de diciembre de 2014 por un valor 10.044 millones de pesos y tenía un plazo de ejecución inicial de cinco meses. Sin embargo, se le hicieron tres adiciones por 6.545 millones de pesos y varias prórrogas en el tiempo de entrega.

“La Fiscalía tiene en sus manos los documentos contables de lo invertido en la fase 1, aparte de eso, la interventoría me descuenta 825 millones de pesos terminando la obra porque hicieron un análisis y concretaron que habían recursos más costosos, dinero que yo pierdo, tengo dos años de estar pagando celaduría a una empresa samaria y le debo actualmente 100 millones de pesos a parte de los 200 y pico que ya le he pagado, y no me los va a dar la Administración Municipal, pero lo hago porque soy responsable y no puedo entregar una obra robada”, agregó Rafael Bejarano.

Monumentos de la corrupción

De acuerdo con la información revelada en medio del debate, la Alcaldía de Santa Marta le ha pagado al contratista el 86% del valor de la obra, es decir, 13.000 millones de pesos de los que le descontaron esos 825 millones de pesos en unos ítems.

“La fase 1 está terminada pero el acta de recibido final la hemos venido tramitando y a mi es al que más me conviene, se empezó a tratar hace dos meses, pero quedó mal y hoy tenemos el documento firmado por mí y el acta de liquidación, pero yo no decido de qué forma me reciben, eso lo define la Alcaldía y la interventoría, esa acta debe ir a Bogotá a la interventoría, eso no es fácil (…) si mañana me quieren imputar pues que me imputen, si hice algo mal tendré que responder y aquí estoy, pero no le digan a la opinión pública que yo me robé esto”, puntualiza Bejarano.

Ver también: Inconclusa está la Megabiblioteca que costó más de $20 mil millones

Este proyecto de infraestructura fue contratado en dos momentos, la fase 2 se firmó el 12 de agosto de 2015, con el Consorcio Megabiblioteca 2015, por 6.989 millones de pesos y debía ser terminada en tres meses, pero la obra se encuentra suspendida por la no entrega de unas tuberías hidrosanitarias y unos planos eléctricos para la interconexión con la primera fase.

A la Megabiblioteca fase 2 le han hecho cuatro prórrogas y le han adicionado 3.493 millones de pesos y de acuerdo con la Gerencia de Infraestructura de la Alcaldía, tiene un avance del 72% según el último informe de interventoría que fue entregado hace más de cinco meses, además, al contratista le han pagado el 82,6% de los recursos.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.