Por: Jorge Vergara Carbó

Para medir el impacto que ha tenido sobre nuestra economía, la devaluación del peso colombiano con relación al dólar, tomaremos como referencia la tasa de cambio de enero 15 de 2.021, que fue de $3.466.8, con la TRM de agosto 11 del presente año que fue de $3.949, inferior a la de dos días antes cuando fue de $3.988.

Anuncios

La diferencia de enero a agosto  fue de $482.2, por dólar una depreciación del 14%, en lo corrido del año. Esto significa que quienes invirtieron en dólares de enero a agosto han obtenido una rentabilidad del 14%.

Esta variación en la TRM tiene un efecto en nuestra economía, el cual trataremos de medir al evaluar la incidencia que tiene para los colombianos en su diario vivir y por supuesto para el gobierno

Para medir el  impacto tomaremos como referencia las siguientes variables con valores en dólares a junio de 2021: exportaciones-importaciones- remesas (las que giran nuestros compatriotas a sus familiares en Colombia)-deuda externa dividida en privada y pública y reservas internacionales. 

Para medir el impacto en otra columna indicamos la diferencia en la TRM, de enero a agosto y ese valor lo multiplicamos por el valor de las distintas variables, y el resultado de esa operación nos indica en billones de pesos el verdadero impacto sobre nuestra economía..

CONCEPTOUS$MILLDIF.$RESUL$BILL
EXPORT18.044482.28.7
IMPORT24.793(11.9)
REMES3.9871.9
DEUDA EX163.000(78.6)
PÚBLICA93.888(45.3)
PRIVADA69.112(33.3)
RESER INT60.00028.9
RESULTADO NETOBILLONES DE PESOS(51.0)

De acuerdo a los resultados obtenidos, podemos concluir lo siguiente:

a) De enero a agosto 11 del presente año, por diferencia en la TRM, el país tendrá que desembolsar $51 billones, equivalente a US$12.915 millones, debido a que es más lo que tenemos que pagar por las importaciones y el servicio de la deuda, que lo que nos ingresa por las exportaciones, remesas y las reservas internacionales el Banco de la República.

b) No entendemos la política monetaria y cambiaria del país. Mantener una TRM alta bajo la premisa de incrementar las exportaciones no ha dado los resultados esperados, como tampoco se han logrado incrementar las exportaciones por los TLC firmados. Seguimos siendo un país exportador de materias primas, principalmente  petróleo y carbón, productos que en el largo plazo su demanda tiende a disminuir con la consiguiente caída de sus precios.

c) Por otra parte no todas las exportaciones se favorecen el 100%, con una TRM alta, porque la mayoría de las empresas que exportan utilizan materia prima importada cuyo costo se eleva con una devaluación como la que tenemos del 14%, en un semestre. Solo se favorecen con el 100%, las empresas que utilizan materia prima y mano de obra nacional.

d) Una TRM alta, incide en el nivel de precios internos dado que los productos importados aumentan de precio, el cual es trasladado al consumidor final.

e) El alto endeudamiento que tenemos cercano al 62% del PIB, del año 2020, complica el manejo de las finanzas pública, porque ahora tenemos que pagar más pesos, lo que se ve reflejado en el Presupuesto General de la Nación, ya que la partida para pagar la deuda externa e interna es considerable, comparada a la que se destina para la educación y muy por encima de la presupuestada para la salud.

f) Si bien los colombianos que reciben remesas de sus familiares se favorecen, el impacto no es significativo dado su bajo volumen. No nos olvidemos que este es uno de los mecanismos utilizados para lavar su dinero.

g) Una tasa de cambio alta, afectara el déficit fiscal que para este año, se tienen estimado sea el 8.6%, del PIB, del año 2020. Déficit que se origina por la diferencia entre lo ingresos y gastos del gobierno central. La situación es más citica, debido a que el año entrante el gobierno no recibirá recursos del Banco de la República, ya que a junio , presenta unas pérdidas acumuladas de $1-5 billones, cifra que al final del año puede estar cerca o por encima de los $3 billones, cuando en el año 2020, tuvo una utilidad e $7.5 billones, y en el año 2019, una de $7.1 billones, dinero que sirvió para que el déficit fiscal del país fuera menor. 

Ante este panorama, la Junta Directiva del Banco de la República no ha tomado la decisión de intervenir en el mercado ofreciendo dólares de sus reservas internacionales para lograr frenar la devaluación del peso. Creemos que esta decisión no se va a tomar, al menos que el banco crea que hay movimientos especulativos interesados en disparar el dólar.

Es bueno recordar que la TRM, en Colombia es flexible, su precio se determina por la oferta y la demanda de dólares. Si al país le entran dólares, el peso colombiano se aprecia y viceversa, si no entran los dólares suficientes el peso se devalúa o deprecia.

Los dólares que le entran al país, se debe a las exportaciones de bienes y servicios, la inversión extranjera directa, los flujos de capital, las remesas y el endeudamiento externo. Los dólares que salen del país, son productos del pago de : importaciones, servicio de la deuda, utilidades de inversión extranjera e intereses a los inversionistas en portafolio.

Este año se está repitiendo, la tendencia que se dio, en el año 2019, cuando el peso se depreció en un 14.5%. Estamos cerca de un debate político, seguimos dependiendo de las decisiones de la FED (Banco Central Estadunidense), por aumento de las tasas de interés en los EEUU, el flujo de capital al país ha disminuido, sobre todo la de los Fondos privados (dinero de los trabajadores), la mala calificación para invertir en el país, y por supuesto la disminución en las exportaciones, seguimos siendo un país, dependiendo del petróleo, carbón, níquel, café, banano y pare de contar.

Todo lo anterior en una u otra forma, incide en la tasa de cambio, del país. Por ello intervenir el Banco de la República en estos momentos es feriar nuestras reservas internacionales. Ya lo hizo hace varios años, y los resultados no fueron los mejores.





Indudablemente, el próximo gobierno va a recibir un país, en crisis, por lo que se necesita saber elegir en marzo del 2022, a unos buenos parlamentarios y en mayo, a un buen presidente que plantee un cambio de modelo económico de largo plazo, para aspirar a tener un crecimiento económico sostenido.

No podemos seguir con lo mismo. Necesitamos cambiar.

Para una mayor ilustración, en años anteriores, escribí varios artículos sobre el tema del dólar Que pasa con el dólar en Colombia, e igualmente “Quién gana y quien pierde con la devaluación del peso colombiano.

Finalmente le hemos sugerido a los lectores y radio escuchas  del programa  “POLITICA PÚBLICA” que se trasmite de lunes a viernes de 8 a 9 de la mañana, por Radio tropical,  que una de las mejores inversiones es comprar dólares que se consiguen más baratos en las casas de cambio. De haberlo hecho desde enero hubieran obtenido un rendimiento del 14.5%. 

También sugerí, que compraran acciones de Tecnoglass, en la Bolsa de Nueva York, a través de familiares radicados. La acción abrió el año con un precio de US$6 dólares, y al día de hoy (agosto 12), la acción se cotizó en US$23.62, una rentabilidad del 394%. Algo sorprendente y su tendencia es llegar a US$24, a finales del año.

Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.