La Corte Suprema de Justicia dictó orden de captura contra el exgobernador del Valle del Cauca, Juan Carlos Abadía, justo horas antes de leerle su sentencia, donde se le condena a unos 20 años de prisión por un millonario caso de corrupción relacionado con bibliotecas infantiles.

La captura fue realizada por agentes del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, siguiendo las órdenes del alto tribunal que había emitido la orden de captura desde octubre del año pasado, cuando el tribunal le leyó el sentido del fallo por el delito de corrupción.

Durante 2023, el exgobernador del Valle del Cauca escuchó el sentido del fallo y supo que sería declarado culpable con una alta pena por favorecer contratistas y pedir coimas en dicha contratación. Sin embargo, la cantidad de años a la que será condenado solo se sabrá esta tarde.

Juan Carlos Abadía, exgobernador del Valle del Cauca.

Según la investigación de la Corte Suprema de Justicia, Abadía es culpable de los delitos de contrato sin el cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación, por las irregularidades que cometió en 2010 en la firma de un contrato de cooperación con la Fundación Calimío, representada por Luz Delly Martínez, para dotar 40 bibliotecas en centros educativos. El contrato se firmó por una suma de $1.072 millones y comprometía al departamento a pagar mil de esos millones. El dinero restante lo colocaría la fundación.

Sin embargo, según la Corte, tal fundación en realidad no tenía experiencia para ejecutarlo y además compró los elementos por un valor de $182 millones, subcontratando a diferentes editoriales, lo que significa que gran parte del dinero cayó a manos de terceros. «Producto de esas negociaciones, los representantes legales de Ediciones Alfa & Omega y La Clave del Saber valiéndose del sobrecosto se apropiaron de $817.482.400.00. Pago que Juan Carlos Abadía Campo en su condición de representante legal y ordenador del gasto al celebrar el convenio autorizó», dice la acusación de la Fiscalía, que fue acogida por el alto tribunal.

Ya anteriormente, en julio de 2023 Abadía fue acusado por presuntamente pagar un soborno para archivar un proceso en su contra en la Corte Suprema de Justicia. El exgobernador Abadía fue vinculado formalmente a la investigación penal por el escándalo del cartel de la toga en junio de 2022. Luego de que, por años, testigos lo señalaran como supuesto beneficiario de la red de sobornos que se desarrolló en la alta esfera de la justicia.

Concretamente, la justicia lo investiga por el delito de cohecho por dar u ofrecer, porque, al parecer, Abadía intentó torcer un proceso penal que andaba en su contra por hechos de corrupción cuando estuvo al frente de la Gobernación del Valle. Los elementos de prueba dan cuenta de que el exmandatario regional le entregó $400 millones al abogado Luis Gustavo Moreno Rivera, exfiscal contra la corrupción, en 2014. Este dinero fue direccionado al hoy condenado y exmagistrado de la Corte Suprema, Francisco Ricaurte, en medio de lo que hoy se conoce como el cartel de la toga.

El Presupuesto General de la Nación es de $502.6 billones de pesos. Saber qué hacen con ese dinero los administradores responsables en cada uno de los frentes del gobierno de turno, es responsabilidad de cada ciudadano colombiano.

Si seguimos eligiendo pésimos administradores, cada año los corruptos seguirán robando más del 19% de ese presupuesto.

Por ejemplo, desde que usted entró a este artículo, los corruptos se han robado esto de nuestro dinero:

00 : 00 : 00
$ 0

Si quiere saber cuánto se han robado en su municipio o gobernación, desde que comenzó el año 2024 haga clik aquí.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Become a patron at Patreon!
Publicidad ver mapa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.