Publicidad

El primer impacto que está provocando la crisis de salud generada por la pandemia del coronavirus Covid-19 a nivel mundial, lo está sintiendo la economía del planeta. Y Colombia no escapa a esta crisis.

Sin embargo, la forma en que lo están enfrentando los países y todo el sector productivo capitalista varía de país a país.

En el caso de Colombia, debido a las medidas restrictivas que empezaron a imponerse desde la semana pasada de manera gradual y por regiones, en algunos lugares más estrictas que en otros, fue la excusa para que algunas empresas empezaran a despedir o suspender personal por tiempo indefinido.

Empresas como Almacenes Éxito, Carulla, Bancolombia, Cinemark, Oma Colombia, Teleperformance, Grupo Aval, decidieron entre otras medidas subir precios para sus clientes, despedir trabajadores o suspender sus contratos de trabajo o darle “vacaciones” no remuneradas.

El fin de semana las aerolíneas Avianca y Latam, que anunciaron suspensión de sus operaciones casi en el 100 %.

Publicidad ver mapa

La primera anunció hace varios días que no continuaría, temporalmente, con su operación internacional. Sin embargo, en las últimas horas anunció que la suspensión también aplicará para la operación doméstica en Colombia, mientras termina la cuarentena por coronavirus el próximo 13 de abril.

Avianca anunció también que 12.000 de sus 20.000 empleados solicitaron voluntariamente licencias no remuneradas.

Algunas de estas marcas argumentaron su decisión basadas en las grandes conglomeraciones de personas que presuponen sus servicios y negocios.

EJEMPLOS A SEGUIR

En la otra orilla, empresas como Arturo Calle, Tecnoglass, Cine Colombia, Crepes & Waffles, Seguros Bolívar, Bodytech, Design House, Frisby, Calzado BOSI, Pat Primo y Royal Films decidieron también suspender sus actividades y sus producciones, y enviar a sus casas a sus colaboradores, pero garantizandoles sus salarios a todos sus colaboradores el tiempo que dure la cuarentena.

Sacrificar a los viejos

Otro posición extrema que ha provocado el rechazo mundial es la que se ha dejado ver en redes sociales e incluso en programas de opinión, donde algunos han dicho que la economía no se puede sacrificar solo por no dejar morir a unos “viejos”, haciendo relación a que el virus ataca de manera severa a los adultos mayores y que si este grupo poblacional era el más afectado, había que hacer el sacrificio pero no declarar la cuarentena.

Tal es el caso del programa de televisión de Estados Unidos el vicegobernador de Texas, Dan Patrick, afirmó que “los abuelos deberían sacrificarse y dejarse morir para salvar la economía en bien de sus nietos y no paralizar el país”.

“Y tú sabes, Tucker, nadie se acercó a mí y me dijo, como persona de la tercera edad, ¿estás dispuesto a arriesgar tu supervivencia a cambio de mantener los Estados Unidos que todo americano, ama por tus hijos y nietos?  ¿Y si ese es el intercambio en el que estoy metido? Y eso no me hace noble o valiente ni nada de eso. Solo creo que hay muchos abuelos en este país como yo. Tengo seis nietos.  Lo que nos importa y lo que amamos más que nada son esos niños. Y quiero que sepan vivir en forma inteligente y ver a través de esto, pero no quiero que todo el país sea sacrificado. Y eso es lo que veo. He hablado con cientos de personas, Tucker, en la última semana y estoy haciendo llamadas todo el tiempo y todos dicen casi lo mismo que no podemos perder a todo nuestro país, estamos teniendo un colapso económico. También soy un hombre de negocios pequeños. Lo entiendo y hablé con gente de negocios todo el tiempo, Tucker. Y estoy tan emocionado que mi corazón se conmueve esta noche por lo que escuché decir al presidente – Donald Trump- porque podemos hacer más de una cosa a la vez. Podemos hacer dos cosas. Entonces, mi mensaje es que volvamos al trabajo, volvamos a la vida. Seamos inteligentes al respecto. Y aquellos de nosotros que tenemos más de 70 años nos cuidaremos pero no sacrificaremos el país. No hagas eso. No lo arruines.  Tienes razón”, sostuvo el político durante una entrevista televisada.

En síntesis los gobiernos capitalistas más rancios y radicales así como miles de empresarios, superponen el derecho al capital sobre el derecho a la salud y a la vida misma.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.