Alejandro Lyons

0
298

De ser hallado culpable, Lyons Muskus tendrá que responder por 1.345 millones de pesos.


Por: Redacción Blu Radio

La Contraloría General de la República abrió proceso contra Alejandro Lyons Muskus, exgobernador de Córdoba, por presuntas irregularidades asociadas a terapias de neurodesarrollo para niños con déficit en capacidades cognitivas en ese departamento.
En ese sentido, la Gobernación de Lyons habría pagado terapias a pesar de que estas se hicieron de manera incompleta a más de 290 niños.
Cabe mencionar que de ser hallado culpable, Lyons Muskus tendrá que responder por 1.345 millones de pesos.

De ser hallado culpable, Lyons Muskus tendrá que responder por 1.345 millones de pesos.


TOMADO DE LA SILLA VACIA

En pocos años, Lyons Muskus, quien llegó al poder en 2012 bajo las banderas del partido de La U y respaldado por los súper poderosos senadores del mismo partido Ñoño Elías y Musa Besaile pasó de ser un joven desconocido en la política a un súper poderoso emergente a estar envuelto en todo tipo de escándalos.

Además del cartel de la hemofilia, Lyons ha sido salpicado por unos cobros millonarios que hizo una IPS por atención a pacientes que necesitaban terapias de neurodesarrollo, pero que, en algunos casos, según la Contraloría, o no las recibieron completas o podía cubrirlas el Plan Obligatorio de Salud.

El vaso comunicante entre el exmandatario y ese escándalo es la IPS Unidad Integral de Terapias de la Costa, de la cual es gerente Diana Carolina Spath Espinosa, familiar de Sami Spath Storino, amigo cercano y asesor jurídico de Alejandro Lyons, como lo contamos en La Silla.

Publicidad

En el caso de los cobros de Unidad Integral de Terapias de la Costa al departamento, el presunto daño patrimonial al Estado es de 427 millones de pesos, según la Contraloría.

Y los ruidos por presunta corrupción durante el gobierno de Lyons van más a allá del sector salud.

El pasado jueves fue capturado el actual director de Planeación del Departamento, José Manuel Benjumea Simancas, quien era cuota de Lyons en la administración de Edwin Besaile y había sido su director de regalías antes de terminar el mandato en 2015.

Según la Fiscalía, Benjumea Simancas fue clave en un esquema de corrupción que, a través de contratación directa por Ciencia y Tecnología, habría desviado al menos 60.000 millones de pesos con los convenios 733 y 734 de 2013. El primero para la aplicación de ciencia y tecnología e innovación en carneros para mitigar efectos del TLC, cuyo valor era superior a los 16 mil millones de pesos, de los cuales solamente fueron consignados $11 mil millones. Y el segundo, para el Corredor Agroecológico Córdoba – Guajira, por un valor de 47 mil millones de pesos, del cual solamente se alcanzaron a consignar $29 mil millones.

Dichos contratos, según el mismo ente acusador, están relacionados con el asesinato del exdirector de Regalías Jairo Zapa, ocurrido en marzo del 2014, porque “la contratación en Ciencia y Tecnología habría sido el detonante para el homicidio”, según la Fiscalía.

Zapa era funcionario de Lyons y luego de permanecer desaparecido por más de cuatro meses fue encontrado muerto en un predio aledaño a una finca del papá del ex gobernador.

Ese es precisamente otro de los escándalos que Lyons tiene a la sombra, porque además de que en 2014 la Fiscalía lo citó para escuchar sus declaraciones en medio de las investigaciones por el asesinato a petición suya, según señaló el entonces mandatario, el abogado de la familia Zapa le pidió el viernes al propio fiscal Néstor Humberto Martínez, que el exmandatario sea vinculado formalmente al proceso por ese crimen.

“Hay elementos materiales probatorios suficientes para considerar que el gobernador Lyons pudo estar vinculado como autor intelectual del homicidio de Jairo Zapa”, argumentó el abogado en medio de una jornada de denuncias públicas que adelantó la Fiscalía en Montería. Martínez dijo que el fiscal delegado ante la Corte por este caso estudiaría la solicitud.

A pesar de que Alejandro Lyons ha tenido todos estos ruidos, incluso antes de salir del cargo (el caso de Zapa, por ejemplo, es de 2014), el joven abogado logró armar toda una estructura de poder con un grupo político que formó luego de tomar distancia de sus padrinos políticos Ñoño Elías y Musa Besaile.

Pero a todos esos escándalos, se les suma un tsunami político en ese incipiente grupo que le ha hecho perder gran parte del poder que quiso mantener después de salir de la Gobernación.

¿Te gustó el articulo? Tomate un momento para apoyar la lucha contra la corrupción en Patreon.
Publicidad ver mapa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.